Logo

El BM Porriño evoluciona positivamente y supera al Cleba en su segundo choque de pretemporada


 

DSCF52201 DSCF52181

El conjunto de Abel Estévez, con las jugadoras llamadas en teoría a soportar el peso del equipo acumulando ya más minutos sobre la pista, devolvió a las leonesas la derrota encajada hace siete días en su cancha.

 

BALONMANO PORRIÑO – CLEBA LEÓN         26-23

 

Balonmano Porriño: Iris, Maialen Mugica (1), Estela Doiro (6), Isa Bastero (3), Alicia Fernández (2), Lorena (2), Nekane (3) –siete inicial-, Nina (p.s.), Sabela (p.s.), Elena, Paula (3), Chus, Ana (2), Marta Rodríguez, Aloa (1), María Chapela, Cecilia Cacheda, Sarai, Sandra Costas (1), Marta Seijo (1) y Carla Rivas (1).

 

Cleba León: Cristina González, Mónica (2), Raquel Caño (4), Ilina (7), Raquel de la Cruz (5), Sonia Rodríguez (3), Andrea Álvarez (2) –siete inicial-, Cristina Álvarez, Marina González, Lara, García de Garnica, Bárbara y Laura Gutiérrez (p.s.).

 

Parciales: 3-3, 5-4, 7-6, 8-7, 11-11 (descanso), 13-12, 15-14, 16-14, 18-16, 22-19 y 26-23 (final).

 

Árbitros: Soraya y Alba (Galicia). Excluyeron a las visitantes Ilina y Andrea.

 

Incidencias: Encuentro amistoso disputado en el Pabellón Óscar Pereiro. La ex jugadora del BM Porriño y reciente medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Begoña Fernández, presenció el choque y recibió un pequeño reconocimiento por parte de su antiguo club.

 

 

 

La pretemporada del Balonmano Porriño empieza a dar sus frutos. El intenso trabajo físico que están desarrollando estos días las jugadoras de Abel Estévez comienza ya a notarse sobre la pista y el cambio experimentado en apenas siete días por el conjunto porriñés es sustancial. De hecho, tanto que con un rival y un planteamiento prácticamente idénticos, el resultado fue totalmente distinto. Porque si hace siete días las porriñesas caían en su visita a la cancha del Cleba León (26-21), este miércoles el BM Porriño pagó con la misma moneda a las leonesas en el choque disputado en el Pabellón Óscar Pereiro (26-23).

 

Los siete días de trabajo entre ambos encuentros han servido para que las pupilas de Abel Estévez siguiesen acumulando carga de trabajo en sus piernas y, evidentemente, también para pulir algunos de los errores cometidos en aquel partido. Pero, además, hubo otra diferencia sustancial y básica entre los dos choques celebrados en apenas siete días. En esta ocasión, Abel Estévez continuó con su intención de que dispusiesen de minutos la totalidad de sus jugadores disponibles, con la única excepción de la portera Alba Araújo, lesionada. Pero también es cierto que en este segundo encuentro las jugadoras que en teoría cargarán con el peso del equipo durante la temporada jugaron ya un mayor número de minutos.

 

Porque el choque ante las leonesas fue de nuevo muy igualado y útil para probar cosas y extraer conclusiones de cara al inicio de la campaña en la División de Honor el próximo 9 de septiembre. Especialmente si se tiene en cuenta que es muy posible que el Balonmano Porriño no juegue ningún amistoso de pretemporada más ante rivales de la máxima categoría nacional por el elevado coste que supondría un desplazamiento para el ajustadísimo presupuesto porriñés.

 

Por eso, el triunfo cobraba una interesante importancia para afrontar ese aún lejano inicio de la competición con buenas sensaciones. Al final, las jugadoras de Abel Estévez consiguieron quedarse con la victoria aunque tuvieron que trabajar mucho para lograrla y superar el lastre que supusieron sus errores en los lanzamientos, puesto que la portera leonesa, Cristina González, fue determinante durante los minutos que estuvo sobre la pista, conteniendo muy bien con sus paradas a un Balonmano Porriño que contó con una espectadora de excepción, la reciente medalla de bronce en los Juegos de Londres, Begoña Fernández. La ex jugadora porriñesa, que aprovechó su estancia en Vigo para presenciar un partido de su hermana Paula, recibió en el descanso un pequeño homenaje por parte de su antiguo club.