Logo

El Bera Bera confirma su superioridad ante un BM Porriño aún más joven

  • El conjunto de Abel Estévez, ya condicionado por las ausencias al disputarse el encuentro entre semana, perdió en los instantes iniciales también a Cecilia Cacheda por lo que aprovechó el encuentro ante el vigente campeón de Liga, Copa y Supercopa para que sus jugadoras más jóvenes disfrutasen de minutos y cogiesen experiencia en la máxima categoría.

BERA BERA - BALONMANO PORRIÑO            32-19

Bera Bera: Ana Temprano, Arrotería (2), Alba Menéndez (3), Eli Pinedo (2), Adriana Cardoso (7), Ana Martínez, María Núñez (1) –siete inicial-, Nagore Arizaga (1), Dunay, Patricia Elorza, Silvia Guerra (5), María Cuña (p.s.), Maitzalen Irasolo (3), Etxeberria (8).

Balonmano Porriño: Iris Sanjuan, Maialen Mugica, Alicia Fernández (11), Cecilia Cacheda, Sandra Costas, Carla Rivas, Nekane Terés (3) –siete inicial-, Lorena Pérez (2), Nina (p.s.), Andrea Moledo (p.s.), Cora, Xica (2), Sarai Samartín (1) y Cristina Martínez.

Parciales: 2-1, 5-3, 8-5, 12-6, 15-6, 18-8 (descanso), 19-11, 20-13, 24-13, 26-14, 27-16 y 32-19 (final)

Árbitros: Sebastián Fernández y Alberto Murrillo (Andalucía). Excluyeron a las locales Alba, Dunay, Silvia y Nagores (2).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la cuarta jornada en la División de Honor femenina.

El Balonmano Porriño acudía a su adelantado compromiso de la cuarta jornada frente al Bera Bera consciente de sus escasas posibilidades de puntuar en un campo en el que nadie ha ganado en los dos últimos años, pero con la máxima ilusión y ganas de intentar plantar cara al líder invicto de la División de Honor y vigente campeón de Liga, Copa y Supercopa. Y eso a pesar de que el conjunto de Abel Estévez afrontaba esta cita entre semana, debido a que las vascas inician el fin de semana su participación en la Copa de Europa femenina, con notables ausencias motivadas por cuestiones laborales o de estudios.

Por si fuera poco, un golpe en la mandíbula dejaba a Abel Estévez ya en el minuto tres de partido sin otra de sus jugadoras, Cecilia Cacheda, que ya no pudo jugar más en el resto del encuentro. Sin embargo, el BM Porriño aguantó en el choque hasta el minuto 15. Pero en los siguientes diez minutos el Bera Bera confirmó su ya sabida superioridad y cerró el partido con un demoledor parcial de 7-1 que llevó el marcador hasta el 15-6 en el minuto 25 y enterró cualquier lejano sueño porriñés. Ni siquiera los intentos de Abel Estévez por parar el aluvión de las locales con algún tiempo muerto produjeron el efecto deseado y la segunda mitad se convirtió en un trámite (18-8, min.30).

Sin embargo, las porriñesas quisieron aprovechar los treinta minutos que aún quedaban para invertir en el futuro. Lo hicieron doblemente. Por un lado, Abel Estévez utilizó la ocasión para dar minutos de nivel y de máxima competitividad en la División de Honor a varios de sus jóvenes valores, no tan habituales en otros compromisos, como Sarai, Carla o Cristina. Por otro, el BM Porriño intentó incrementar su agresividad en defensa, capítulo en el que había fallado en la primera mitad, y lo logró aunque sólo ligeramente como confirma que las jugadoras de Abel Estévez acabaron el encuentro sin sufrir ninguna exclusión. Eso sí, el marcador parcial de los segundos treinta minutos (14-11) sí que resultó ya mucho más equilibrado pero el partido estaba ya decidido desde mucho antes (32-19).

El BM Porriño intentará competir al máximo en la cancha del invicto Bera Bera

  • El conjunto de Abel Estévez adelanta a este miércoles (19.00 horas) su compromiso de la cuarta jornada ante las vascas ya que éstas se estrenarán el fin de semana en la máxima competición europea.

El Balonmano Porriño tiene este miércoles, posiblemente, el partido más complicado de toda la temporada. No sólo por el rival que tendrá enfrente, el líder invicto, el Bera Bera, campeón de Liga, Copa y Supercopa la campaña pasada, un conjunto que hace prácticamente más de dos años que no pierde en su pista, si no también por las circunstancias en las que las porriñesas tendrán que afrontar esta cita. Porque el partido se disputará entre semana ya que el Bera Bera inicia el fin de semana su andadura en la Champions League femenina y esta circunstancia provoca que Abel Estévez cuente con algunas bajas importantes por temas de estudios o de trabajo como es el caso de uno de los pilares del equipo porriñés, Isa Bastero. Pese a todo, el técnico del BM Porriño anuncia batalla o, al menos, espera que sus jugadoras puedan plantearla el mayor tiempo posible, sin renunciar a nada pero sabiendo que se miden a un rival superior y, aún encima, en su inexpugnable campo.

“Es una pista muy difícil, en la que creo que hace dos años que no gana nadie. Nos enfrentamos al Bera Bera, que la pasada temporada ganó Liga, Copa y Supercopa y que ahora va líder imbatido y es el gran favorito para ganar el título. Aún encima, al ser el partido entre semana tendremos alguna baja por temas de estudios o trabajo como es el caso de Isa Bastero”, incide Abel Estévez.

El conjunto vasco ha cambiado algunos cromos respecto a la exitosa campaña pero sin perder un ápice de competitividad, puede que incluso mejorando una plantilla que ya había obtenido unos excelentes resultados. Así, el entrenador porriñés destaca que “han cambiado a Darly Zoqbi, la mejor portera de la Liga, por Ana Temprano, que estuvo también a un excelente nivel en Zuazo. Quizás su fichaje de referencia para esta campaña sea Ana Martínez, procedente del Elche Mustang, que ya en los primeros partidos ha brillado a un alto nivel en su primera línea. Además, también cuenta con una jugadora de aquí, de Porriño, Verónica Cuña, que en principio no jugará porque está todavía recuperándose de una lesión de rodilla”.

La cita será complicada pero Abel Estévez no quiere tirar la toalla de antemano, aunque sabe que su equipo ha cumplido con lo previsto en este comienzo de temporada, sumando dos victorias en los tres primeros partidos. “Tenemos que plantearnos que nos vamos a medir a un rival superior a nosotros pero debemos intentar competir el mayor número de minutos posibles, aunque repartiremos minutos entre todas las jugadoras para tener a todas enchufadas de cara a los próximos encuentros”, apunta Estévez.

TORNEO "FESTAS DO CRISTO"

Esta tarde, a las 21:00 horas, se disputará un partido correspondiente al torneo "Festas do Cristo", entre los equipos masculinos de BALONMANO PORRIÑO (Primera división Autonomica) y el MECALIA NOVAS (Primera división nacional). Entrada gratuita. 

 

 

El BM Porriño se presenta ante su afición

  • El conjunto de Abel Estévez, tras un amargo estreno de la temporada como local en un choque en el que las porriñesas estuvieron desconocidas, aprovechó la visita del Castelldefells al Municipal en esta tercera jornada para reconciliarse con su público con una victoria y mostrando de nuevo el juego veloz y vistoso exhibido en la pretemporada.

BALONMANO PORRIÑO – CASTELLDEFELLS            29-26

Balonmano Porriño: Iris, Maialen Mugica (2), Isa Bastero (1), Alicia Fernández (10), Xica (3), Sandra Costas, Lorena Pérez (8) –siete inicial-, Nina (p.s.) Cecilia Cacheda (3), Sarai Samartín, Phara, Nekane Terés (2), Carla Rivas y Cristina Martínez.

Castelldefells: Silvia Lladró, Ana Manaut (4), Judith Sans (6), María Cadens (2), Sara Gil (5), Jael Alfaro (4), Emma Boada (3) –siete inicial-, Hege Bolstad (p.s.), Patricia Espínola (2), Svele Lacem, Ana Sancho, Roser Esther, Ona Muñoz y Alba Rois.

Parciales: 3-4, 7-7, 8-9, 11-10, 13-13, 15-14 (descanso), 18-16, 20-18, 21-19, 24-21, 26-22 y 29-26 (final).

Árbitros: Marcos Pérez y Martín Rodríguez (Galicia). Excluyeron a las locales Isa y Neka y a las visitantes Manaut y Jael (2).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada en la División de Honor femenina disputado en el Municipal de Porriño.

El Balonmano Porriño ya se ha encontrado a sí mismo y, lo que es más importante, se ha presentado ante su afición. El conjunto de Abel Estévez cerró la primera jornada de liga con una negativa sensación, más casi por la imagen ofrecida que por su derrota ante el Canyamelar Valencia. Las porriñesas habían estado desconocidas, mostrándose ante su público como un equipo temeroso y tremendamente impreciso. El pasado fin de semana en Córdoba habían iniciado la reconversión, volviendo a dar muestras del buen juego mostrado en la pretemporada y logrando, además, una importante victoria ante el Adesal. Fue un triunfo vital para regresar al camino. Quedaba refrendarlo y enseñar a la grada del Municipal al verdadero BM Porriño. La visita del Castelldefells, un equipo con una idea de juego muy similar, era una buena ocasión para intentarlo. Prueba superada.

El inicio del encuentro respondió a lo esperado entre dos conjuntos que apuestan por un balonmano similar, con un juego rápido y transiciones cortas. Además, ambas defensas estuvieron de inicio muy abiertas, propiciando numerosos goles. Las visitantes asumieron la iniciativa en los primeros minutos pero a partir del minuto 15, las porriñesas se hicieron ya con el control del marcador. Eso sí, el choque continuaba siendo muy igualado y las rentas eran mínimas tal y como demuestra el 15-14 al intermedio.

La tónica se mantuvo en la segunda mitad, aunque ahora las defensas bajaron un poco y el BM Porriño aprovechó para coger un colchón de uno o dos tantos, pero sin poder romper definitivamente el partido. A quince minutos para la conclusión, con 21-19 en el electrónico, el Castelldefells optó por plantear una defensa mixta sobre Alicia Fernández para tratar de dar la vuelta al partido. Pero las locales supieron solventar muy bien la situación e incluso aumentar su renta (24-21, min.50), obligando a las visitantes a plantear ahora una más arriesgada todavía doble mixta sobre Cecilia Cacheda.

Peor el conjunto de Abel Estévez había abierto ya un hueco suficiente para tener el partido bien encarrilado y no estaba dispuesto a dejarse sorprender (26-22, min.55). De hecho, sólo una exclusión en los instantes finales aportó algo de incertidumbre pero sin que la afición porriñesa llegase a dudar del primer triunfo de la temporada en casa de su equipo (29-26).

El BM Porriño busca ahora mantener la buena línea ante su afición

  • Después de haber logrado la pasada jornada en Córdoba su primer triunfo de la temporada, el conjunto de Abel Estévez recibe este sábado en el Municipal (18.00 horas) al Castelldefells con la intención de reafirmar su juego y estrenar su casillero de victorias como local.

El Balonmano Porriño afronta este sábado, a partir de las 18.00 horas, la tercera jornada en la División de Honor femenina con un único y claro objetivo: ganar al Castelldefells y conseguir los dos puntos. Abel Estévez no lo oculta y no se arruga al señalar que “si queremos cumplir con nuestras metas, necesitamos estos dos puntos”. Pero, además, para conseguirlo las porriñesas tendrán que hacer otra cosa, mantener la línea de juego mostrada la pasada jornada en la cancha del Adesal Córdoba y no volver a caer en los errores cometidos en el encuentro inaugural de la campaña en el Municipal ante el Canyamelar Valencia.

“La victoria conseguida el pasado sábado nos tiene que reafirmar en lo que tiene que ser nuestra línea de juego: defender fuerte, correr y ganar. Eso es lo que hicimos en la pretemporada y ese queremos y tiene que ser nuestro estilo”, resalta el entrenador del BM Porriño, quien sólo cuenta con la duda de Alicia Fernández para medirse este sábado al Castelldefells.

Pese a todo, Abel Estévez espera disponer de la totalidad de su plantilla en perfectas condiciones físicas. “Es la única jugadora que arrastra algunas molestias porque en el partido en Córdoba sufrió un golpe en el hombro. Durante toda la semana entrenó con problemas, sobre todo a la hora de defender, pero los fisioterapeutas están trabajando con ella y confío en que llegará en buenas condiciones para este partido”, apunta.

El técnico porriñés sabe que también será muy importante para lograr el primer triunfo de la temporada en casa controlar los nervios, la presión y la ansiedad por intentar agradar a su afición. “Lo que buscamos es que las jugadoras estén preparadas para afrontar un partido con la máxima tensión pero sin nervios. Sabemos que es un rival de los, en teoría, llamados a estar en la parte baja de la clasificación y que para conseguir nuestros objetivos necesitamos esos dos puntos. Por eso, debemos tener las cosas claras y salir muy concentradas desde del inicio”, analiza Abel Estévez.

El Castelldefells no será un adversario fácil y, de ahí, que el entrenador del BM Porriño insista en la concentración y en no dar opciones al rival. “Es un equipo muy joven, que alterna minutos muy buenos con otros malos, pero peligroso si coge confianza y un ritmo alto de juego. Han perdido a su referencia en ataque, la pivote Ivet Musons, fichada por el Elche Mustang. Del resto del equipo, mantienen el bloque con jugadoras jóvenes pero con experiencia internacional con la selección junior. Destaca la extremo izquierdo Sara Gil, una jugadora con mucha progresión, la central Emma Boada, con la que ya coincidimos en varios Campeonatos de España, y Judith Sanz, una pivote de la selección junior. Además, completa el equipo la portera noruega Hge Bolstad”, destaca Abel Estévez.

El BM Porriño vuelve al buen camino

  • El conjunto de Abel Estévez recuperó las sensaciones positivas que había ofrecido durante toda la pretemporada y cumplió su objetivo de estrenar el casillero de triunfos en su visita a tierras andaluzas para medirse a un recién ascendido.  

ADESAL CÓRDOBA - BALONMANO PORRIÑO            25-31

Adesal Córdoba: Merche, Leyre Blázquez (4), Paula Valdivia (3), Isabel Moreno (4), Inés Hernández (3), Cristina Gavaldón (4), Beatriz (4) –siete inicial-, Cristina Santiago (p.s.), Azahara (3), Mercedes Bernárdez, Cristina Requena, Rosana Ruiz, Yacaira Tejeda y Alba Sánchez.

Balonmano Porriño: Iris Sanjuan, Maialen Mugica (3), Isa Bastero (3), Xica (3), Alicia Fernández (11), Sandra Costas (6), Lorena Pérez (3) –siete inicial-, Cecilia Cacheda, Sarai Samartín, Phara (1), Nekane Terés (1), Nina (p.s.), Carla Rivas y Cristina Martínez.

Parciales: 2-4, 2-5, 3-8, 5-12, 7-13, 11-16 (descanso), 15-19, 16-21, 19-24, 20-28, 22-30 y 25-31 (final).

Árbitros: Sergio Francisco y Francisco José Guerrero (Andalucía). Excluyeron a la local Isabel y a las visitantes Maialen, Isa y Lorena.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada en la División de Honor femenina.

El Balonmano Porriño estaba herido en su orgullo después de la derrota en el estreno liguero ante el Canyamelar Valencia. Las porriñesas, después de una notable pretemporada, querían comenzar la campaña con una alegría ante su público, pero las ganas de agradar les jugaron una mala pasada en un choque en el que no les salió nada en ataque. Por eso, el conjunto de Abel Estévez esperaba con ganas esta segunda jornada y su desplazamiento a tierras andaluzas para medirse a un recién ascendido, el Adesal Córdoba. Sabían que era una excelente oportunidad para volver al buen camino, para reencontrar sensaciones y recuperar el buen juego mostrado en los compromisos preparatorios. Y no fallaron. Muy pronto dejaron encarrilado el encuentro ante un rival que, a pesar de todo, se mostró muy motivado por su debut en la División de Honor ante su afición y no bajó los brazos en ningún momento. El BM Porriño volvió a su balonmano rápido, al juego con continuidad, ritmo y sin errores. No fue un partido completo. Hubo algunos momentos de relajación que permitieron a las cordobesas soñar con engancharse de nuevo al encuentro. Pero cuarenta minutos a un buen nivel permitieron al conjunto de Abel Estévez estrenar ya su casillero de victorias esta temporada.

Desde muy pronto dejaron claro las porriñesas que querían volver a casa con los dos puntos. Así, se aplicaron de inicio en defensa para evitar sustos innecesarios y a los diez minutos ya habían abierto una interesante brecha dejando al Adesal Córdoba en sólo dos goles (2-5, min.10). El partido iba camino de romperse por la vía rápida porque el conjunto de Abel Estévez no aflojaba (5-12, min.20). Sin embargo, las locales, muy motivadas al tratarse de su primer encuentro en casa en la máxima categoría del balonmano femenino nacional, apretaron los dientes para evitarlo y reducir su desventaja al intermedio (11-16, min.30).

El BM Porriño sabía que iba a ser muy importante aguantar el empuje del Adesal Córdoba en el tramo inicial de la segunda mitad. De hecho, las cordobesas consiguieron dejar la renta visitante en sólo cuatro goles (15-19, min.35) pero no hubo opción a más. El conjunto de Abel Estévez, que se había relajado quizás un poco en defensa, volvió a mostrar su mejor versión para no tener problemas en la recta final y poco a poco fue poniendo las cosas en su sitio (16-21, min.40; 20-28, min.50). Pero el Adesal Córdoba no estaba dispuesto a caer con estrépito en el estreno ante su público y peleó hasta el pitido final para lograr una derrota lo más digna posible (25-31).

El BM Porriño quiere reencontrarse a sí mismo en la cancha del Adesal Córdoba

  • El conjunto de Abel Estévez se desplaza a tierras andaluzas para medirse este sábado (17.00 horas) a un recién ascendido ante el que desea olvidar su derrota en el estreno de la temporada en el Municipal.

El Balonmano Porriño quiere pasar página. El conjunto de Abel Estévez, tras un mal día en su estreno de la temporada en la División de Honor y su derrota ante el Canyamelar Valencia (18-21), intentará reencontrarse a sí mismo este sábado a partir de las 17.00 horas y estrenar su casillero de victorias a costa de un recién ascendido, el Adesal Córdoba, en esta segunda jornada de la máxima categoría nacional del balonmano femenino. Las porriñesas saben que no estuvieron finas ante las levantinas y, precisamente, desean que a las andaluzas les suceda lo mismo este sábado y que el hecho de estrenarse ante su afición les pase factura.

El técnico del BM Porriño subraya esa circunstancia como la posible causa de la derrota de su equipo en su puesta de largo en el Municipal. “Quizás nos pesó la responsabilidad de empezar la campaña en casa porque somos una plantilla muy joven y no tuvimos eso en cuenta”, revela Abel Estévez, quien explica que “esta semana nos centramos en corregir los errores de ese partido ante el Canyamelar Valencia, con sesión de vídeo incluida, para saber cuál tiene que ser nuestra línea de juego y no reincidir en esos fallos”.

Lo cierto es que el Adesal Córdoba tampoco tuvo un estreno muy positivo en la División de Honor puesto que cayó con rotundidad (32-21) en la cancha del Zuazo, un conjunto que la pasada campaña luchó por evitar el descenso. “No creo que ese encuentro nos sirva de referencia porque Zuazo esta temporada tiene una plantilla más completa y pienso que va a estar peleando por la zona media-alta de la tabla clasificatoria. Además, pienso que el Adesal Córdoba será un equipo muy diferente en su casa, donde tratarán de hacerse fuertes porque por ahí pasarán sus opciones de permanencia”, analiza Abel Estévez, quien espera que los nervios por ese debut le pasen factura a las andaluzas, tal y como sucedió la semana pasada con sus pupilar. “Va a ser su estreno en la División de Honor en casa, ante su público. Tendrán mucha ilusión por ello pero también muchos nervios y ansiedad. Nosotras tenemos que estar tranquilas y centradas en nuestro trabajo para no darles opciones”, recalca el entrenador porriñés.

Porque el BM Porriño y el Adesal Córdoba comparten una cosa, la juventud de sus jugadoras. “Tienen una plantilla corta, con muy pocas jugadoras porque prácticamente no ficharon a nadie después de ascender. Cuentan con gente muy joven. De hecho, una de sus referencias es la extremo derecho internacional junior Paula Valdivia. Y otro de sus fichajes es la pivote dominicana Yacaira Tejeda, a la que ya conocemos porque nos enfrentamos a ella cuando estaba en Gijón el año del ascenso y el siguiente. Es una pivote fuerte, que nos puede generar dificultades en ataque”, puntualiza.

A pesar de estar todavía en la segunda jornada y que, ni mucho menos, es momento para ponerse nervioso por la situación clasificatoria, Abel Estévez apuesta por conseguir un triunfo ya y aprovechar un inicio de temporada con un calendario, teóricamente accesible. “De momento, no hay urgencias pero, a priori, el calendario dice que debemos pelear por estos dos puntos y si queremos cumplir los objetivos, hay que empezar a puntuar ya”, recuerda el entrenador del Balonmano Porriño, quien podrá disponer de su plantilla al completo toda vez que Carla Rivas está ya recuperada del esguince de tobillo que le obligó a perderse el partido ante el Canyamelar Valencia.

Para conseguir esa primera victoria, el técnico porriñés considera que será fundamental que “tengamos claro cuál es nuestro estilo. Hay que recuperar la fluidez en ataque puesto que esa falta de continuidad fue, quizás, nuestro mayor error en la primera jornada. Si lo conseguimos, eso nos dará tranquilidad y todo irá mejor”.